Menu

Estuvimos viendo los destinos mas solicitados de este verano 2020 en España. Entre muchos estaban; La costa peninsular, Mallorca, Ibiza, Tenerife..   Y nosotr@s viajamos a uno de ellos. 

Ibiza 

Una isla conocida en todo el mundo donde millones de turistas la visitan. Este año el turismo se ha reducido bastante y hemos podido ver las consecuencias de la pandemia. Playas mas vacías que otros años, discotecas sin abrir, restaurantes y hoteles cerrados… pero Ibiza sigue y seguirá siendo un espectáculo de naturaleza para explorar llena de pequeños rincones fascinantes y personajes que la hacen aun mas autentica rodeándola de mitos e historias. Te contamos como fue nuestra experiencia de este verano en uno de los destinos mas solicitados de cada año. 

Por otro lado, el sector turístico ya se está preparando para la siguiente temporada del 2021 con el objetivo de que Ibiza y Formentera sean destinos seguros tratando de hacer las islas libres de COVID-19.

La nueva normativa establece que “las personas que deseen entrar en territorio nacional y que hayan permanecido o viajado en España en los 14 días anteriores” deberán presentar una prueba con resultado negativo que se haya realizado en las 72 horas anteriores.

Asimismo, los viajeros deben someterse a un PCR a su llegada al país, si es posible en el aeropuerto, dentro de las 48 horas de su llegada.

Esto es algo que debería ser imprescindible en todo el mundo para poder poder viajar seguro. Claro que la pandemia nos ha pillado bastante desprevenidos a todos y de ahí las consecuencias que hemos tenido después. 

Se está hablando de una posible vacuna que llegará muy pronto pero hasta entonces habrá que seguir con las indicaciones y las medidas de seguridad mientras estén trabajando en buscar soluciones y prevenir lo ocurrido este verano. 

Al fin y al cabo tendremos que aprender a convivir con el dichoso virus que aunque parezca que vaya a cambiar nuestro estilo de vida no le vamos a dejar ganar. Volveremos a salir como antes y a divertirnos como siempre hemos hecho. 

Recorrimos la isla y nos adentramos a uno de los lugares mas demandados de este verano.

“Alma Beach”  ubicado en la Cala de Port des Torrent. Un lugar nuevo, acogedor y con mucho encanto. Sin duda el lugar de moda de este verano que ha querido mantener  las raíces ibicencas. 

Pudimos disfrutar de su maravillosa gastronomía en la que cabe destacar una gran variedad de platos ibicencos, cocina de vanguardia y una fusión de comida japonesa exquisita de la que no nos pudimos resistir. Todo esto con los pies en la arena contemplando el atardecer y escuchando música en vivo by el famoso dj “Camilo Franco” con su inigualable fiesta “Boho”. Una tarde que se convierte inolvidable!

Imagen que contiene alimentos, comida, tabla, foto

Descripción generada automáticamente

Descubrimos la ermita de “Sa creu d’en Ribes”, situada en la localidad de Santa Eulalia del Rio. Justo en la cima de un monte, con unas magnificas vistas y envuelta de leyendas. Dicen, que cuando los feligreses quieren conservar amores o amistades, suben hasta ella y la rodean siete veces. 

Nosotros estuvimos allí haciendo fotos de nuestra colección de verano y se nos olvidó rodearla. Esperemos que aun así obtengamos esa magia que dicen que tanto posee. 

Nos fue un poco difícil encontrarla y llegar hasta ella pero mereció la pena. 

Imagen que contiene exterior, edificio, rampa, hombre

Descripción generada automáticamente

Ese mismo día seguimos la ruta hasta llegar al norte de la isla, a la cala de Portinatx. Una cala preciosa de aguas cristalinas y un paisaje espectacular donde seguimos haciendo fotos disfrutando del entorno.

Es una zona mas bien de entorno familiar, alejado de la vida nocturna de la ciudad de Ibiza y San Antonio. 

También se pueden hacer actividades acuáticas como snorkel, submarinismo, viajes en barco, pádel…

Comimos en el hotel/restaurante “Los Enamorados”, un lugar muy autentico y especial, incrustado en las rocas de la costa norte de Ibiza donde también se puede contemplar la puesta de sol desde la terraza ya que tiene unas vistas increíbles a toda la bahía.

Tienen un menú muy exótico, con especias y salsas caseras y también ofrecen producto local, pescado fresco recién sacado de las barcas de los pescadores locales. Un lugar que nos encantó y que recomendamos 100×100.

Imagen que contiene exterior, agua, hombre, montaña

Descripción generada automáticamente

“Casa Jondal” –  un antiguo chiringuito ibicenco renovado en la misma Cala Jondal al suroeste de la isla.

Precioso lugar para comer y/o tomar algo frente al mar en la mesa o en una de las hamacas que tienen en la misma arena.

Destaca su impresionante decoración. Sencilla y sofisticada mezclando materiales naturales. Predominando la madera por excelencia en un entorno lleno de naturaleza. 

El sitio perfecto si buscas un ambiente agradable y sereno en la playa.

Rafa Zafra nos deleita con una gastronomía simple pero de calidad. Su propósito es utilizar diez productos del Mediterráneo que irán cambiando según la temporada, siendo el producto del mar su protagonista servidos en distintas cocciones. Además de este manjar también sirven pastas, arroces y brasas. Y no nos olvidemos de los postres del señor Zafra. Nos recomendaron entre un sinfín de tentaciones, la tarta de chocolate y el pastel de queso cremoso al horno que sin duda estaban deliciosos!

Imagen que contiene exterior, silla, edificio, metal

Descripción generada automáticamente

Si seguimos hablando de orgásmicos gastronómicos no me puedo olvidar de mencionaros al Restaurant “Es Torrent”, situado en una pequeña cala medio escondida en la bahía de Porroig. 

El pescado y el marisco son su recomendación numero 1. nosotr@s quisimos probar el famoso bullit de peix con su arroz a banda y el pescado fresco que tenían del día al horno. Un autentico manjar! 

En la misma playa también tienen hamacas donde se puede uno relajar después de tanta comida deliciosa. Y a la derecha de la cala se encuentra una ducha toda de madera de lo mas gracioso para el que no quiera meterse en agua salada o se quiera duchar después del baño en el mar. 

Imagen que contiene exterior, agua, tabla, silla

Descripción generada automáticamente

Un buen desayuno, lejos de las zonas mas turísticas de la isla se puede tener en el hostal “Talamanca”. Un pequeño alojamiento discreto y económico que se encuentra en la misma playa de Talamanca. Lo descubrimos paseando por el paseo donde los isleños pasean al borde del Mediterráneo, hacen deporte y se sientan en las terrazas a contemplar los barcos anclados en el mar. 

Nos pedimos el típico desayuno ingles con huevos, bacon y aguacate. Estaba todo delicioso. También sirven zumos de frutas naturales muy buenos para estos días de verano. 

Los ibicencos suelen ir a este lugar por el servicio excepcional y el cariño que transmiten ya que te hacen sentir como en casa.

Otro lugar que me recomendaron, en el mismo centro de Ibiza, fue el restaurante “ReArt” del propio chef David Reartes. 

Una taberna de estética urbana-industrial en el que se cocina a la vista del cliente. Combina el producto local con sabores de influencia asiática utilizando productos de su propio huerto en sus platos. Cultivan verduras y fruta y con ellos hacen hasta conservas con fermentos naturales beneficiosos para nuestra salud gastrointestinal contribuyendo al buen funcionamiento del sistema inmunitario.  

También elaboran su propio vino. Un vino espectacular que probamos proveniente de Castilla-La Mancha. Suave y perfecto para tapear. 

Tuvimos la suerte de dar con el chef quien nos sugirió un menú degustación. Sirviendo cada plato con una pequeña explicación de como se había cocinado y de donde provenían los ingredientes. Él mismo nos lo contaba con gran talento y pasión haciéndole único. 

Sin duda, un gran descubrimiento que repetiré en cuanto pueda volver a la isla.

Comida en un restaurante

Descripción generada automáticamente

Doy paso a una experiencia que viví con los hippies mas auténticos de la isla. Un grupo enorme de gente que va cambiando cada día por la isla, de cala en cala a ritmo de tambores festejando la puesta de sol. Y esto lo llevan haciendo desde hace mas de cuarenta años. 

La llegada de los hippies a Ibiza en los años 60 fue el redescubrimiento de una isla mitica, en la que maravillosas playas, increíbles puestas de sol y lugares sagrados desde la antigüedad, como es Es Vedrá, se convirtieron en lugares de peregrinación. 

Ibiza también es una corriente magnética que atrae a diferentes energías cósmicas creando una unión de las energías cosmoteluricas tan favorecedoras para la meditación y el equilibrio. Cualidades que adoraban los verdaderos hippies de esa época. 

En esa misma cala, también se puede visitar el mercadillo típico hippie artesanal. 

Un grupo de personas en un atardecer

Descripción generada automáticamente

Otro gran mercadillo único en la isla es el mercadillo de “Las Dalias” con puestos de artesanía, ropa y productos de estética hippy, copas y restaurante. Con dj y música en vivo. 

La noche que estuvimos cenamos escuchando a “los Suruba”, la banda perfecta para ese ambiente en el que todo es buen rollo y se alarga hasta el amanecer. 

Aunque en este momento no pudimos disfrutar mas que hasta media noche debido a la nueva normativa. Una pena!

Imagen que contiene edificio, tabla, exterior, gente

Descripción generada automáticamente

Para terminar, decir que el que viaja a Ibiza está obligado a pasar por Formentera si quiere realmente desconectar del móvil ya que hay muy poca cobertura. Perderse en este pequeño paraíso de tan solo casi 85 kilómetros cuadrados es un must. Aguas transparentes y playas interminables entre dunas y pinos son el paraje que envuelve a esta pequeña isla balear. 

Los lugares mas destacados de esta isla son el faro de la Mola, el parque natural de Ses Salines, donde se encuentra la playa Les Illetes, considerada como la playa mas bonita de España según Trip Advisor, el restaurante “El Mirador” y el poblado San Francisco Javier, el puerto de La Savina donde atracan todos los ferries. 

Comimos en el restaurante “Tanga” en la playa de Levante. Un restaurante con mucho encanto y de personal muy amable. Si vas a venir aquí prepárate para caminar. Se puede coger un taxi también que te lleva a la misma puerta por caminos de arena pero merece la pena darse el paseo.

La cocina 100×100 mediterránea de productos frescos y de temporada. El alioli que sirven como entrante delicioso y los postres son caseros. 

Un barco en el mar

Descripción generada automáticamente

Edit by Jana Perez 

Deja un comentario

©2020 Todos los derechos reservados.
X

Registro